Desempleo en México, una tragedia de compleja solución
¿Cuánto tiempo más este costal?

Cuantas reflexiones al respecto, uno de los grandes países del mundo, actualmente con más de 120 millones de habitantes, dotado de enormes riquezas naturales y culturales, quizá como muy pocos en el planeta. Las causas del desempleo se deben fundamentalmente a que la economía mexicana nunca en la historia ha funcionado; más claro ni el agua. Podemos hablar de cualquier época, de cualquier partido, de la severa corrupción, de cualquier política pública, del resentimiento social, de los efectos de la conquista, de la educación, de la productividad, de las zonas urbanas, de las zonas rurales, de nuestras vocaciones naturales, de la falta de sistemas, del debilitamiento del tejido social, del narcotráfico, de la delincuencia. Finalmente  a través de nuestra historia seguimos sumergidos en la pobreza y el desempleo. Es evidente que nuestra economía a través de su larga historia ha generado muy poco valor.

Lo anterior provoca un permanente círculo vicioso, a mayor desempleo en el país , mayor insatisfacción, mayor delincuencia, mayores fricciones sociales, más rupturas familiares y más tragedias personales.

Importante también considerar como antecedente histórico reciente, que a partir de los tratados de libre comercio los trabajadores ya no compiten con los trabajadores del mismo país, sino con los que trabajan alrededor del mundo ganando por el mismo trabajo 10 veces más. Las fábricas y las empresas del mundo migran con relativa facilidad, el juego claro es encontrar talento humano, atractivas condiciones fiscales, los mejores costos de producción, las mejores condiciones logísticas, las mejores condiciones de seguridad y la menor resistencia sindical. Aquí es claro que México "ganó perdiendo" porque nos hicimos una potencia industrial manufacturera a nivel mundial pero nos quedamos con salarios de miseria y sin desarrollo tecnológico propio.

En adición hay que considerar que ha últimas fechas la cosa se agrava con la falta de preparación que tenemos para enfrentar la era digital, la singularidad tecnológica se acerca a pasos agigantados, debemos encontrar una solución rápida y contundente. La tecnología y la cuarta revolución industrial desplazará a millones de trabajadores que solo se pueden reintegrar a otras actividades laborales si están capacitados, es urgente activar planes de acción y políticas públicas que vayan en ese sentido.

Para muestra un botón, las empresas más grandes del mundo son del sector tecnológico/digital. Estas organizaciones de tanto prestigio, tanta marca, y éxito a nivel mundial, provocan la extinción de empresas locales y de miles de empleos. Es de considerar también que al entrar este tipo de organizaciones a la economía, más la robótica a los procesos de producción, se desvanece la mano de obra, por lo que la utilidad le corresponde en gran medida al capital y una vez más, se genera la mala distribución de la riqueza, particularmente en los países en vías de desarrollo.

Estamos frente a un rompimiento de paradigmas, tanto los gobiernos como las empresas, no digamos las escuelas y universidades. Todos juntos y en equipo deben actuar en el mismo sentido, con la misma fuerza y en la misma dirección. Es vital tomar decisiones que permitan salir de tan grave escollo, de hecho es más que urgente la necesidad de actuar.

Finalmente apuntar que no estamos mancos, tenemos con qué. A vuelo de pájaro sugerimos entre otras cosas, quitar de inmediato las barreras de las leyes laborales, motivar a los emprendedores, hacer una reforma fiscal que incentive la rápida  inversión empresarial, enfocarnos en nuestras fortalezas como nación, empatar con urgencia los modelos educativos a la realidad empresarial, establecer sistemas que permitan aumentar la productividad, pagar sueldos dignos a los trabajadores de calidad, invertir en ciencia y tecnología, y finalmente establecer un sólido estado de derecho en la nación que le generé certidumbre a todos los agentes económicos.

Desempleo en México, una tragedia de compleja solución
Ramón Sendel
3 noviembre, 2019
Share this post
Categorías
Editar
Indicadores de Gestión y Desempeño.
Indicadores de error o el error en los indicadores.